Reflexiones

Reflexiones: cuando sabes que no vas a volver a tener otro hijo

Mujer embarazada

Hoy me apetecía hablar de algo muy personal. Y ahí os lo dejo:

Durante estos meses me han pasado ciertas cosas que me han hecho reflexionar sobre el tema de la maternidad: una amiga mía me dijo que estaba embarazada y justo otra amiga me dijo que había perdido el bebé que esperaba. Además leí un post de nuestro amigo Un papa como Vader donde hablaba sobre cuando sabes que no vas a tener más hijos. Y todo eso me hizo pensar sobre mi maternidad.

La verdad es que me da pena pensar que ya no volveré a tener un hijo. Me da pena pensar que ya nunca más estaré embarazada, porque durante mis embarazos estaba feliz, era la mujer más feliz del mundo y estaba radiante. Si, la verdad es que los embarazos me han sentado muy bien, para que nos vamos a engañar. pero lo mejor es lo que viene luego (bueno, hay cosas que se podrían mejorar, ya os lo explicaré largo y tendido en otro post)

Ahora estoy como en una especie de duelo. Un duelo que creo que toda mujer tiene que pasar, un duelo porque sabes que ya no volverás a sentir en tu barriguita ese cosquilleo como de mariposas cuando tu bebé se mueve dentro de ti. Un duelo de no volver a oler a bebé, de no volver a tener en brazos a un pequeñajo que depende de ti. Duelo por no volver a tocar esas manitas y esos piececitos. Duelo por que no volverás a dar el pecho. Duelo por esas noches sin dormir cantando canciones de cuna y duelo por no poder acunarlos entre tus brazos.

Ya no volveremos a tener el cambiador en el lavabo. Ese cambiador que era super engorroso, que teníamos que apartar cada vez que queríamos entrar, en el que hemos cambiado a Mario y a Blanca. Tampoco la cuna tan bonita que teníamos en sus habitaciones que paso de uno a otro. Echaré de menos llevarlos en carrito. Y también echaré de menos cuando íbamos a la guardería, el contacto con su querida Mari Tere, que casualmente fue la primera profesora de los dos.

Echaré de menos los chupetes, esos que tanto les ha gustado a mis dos hijos. Y los biberones.

Echaré de menos los llantos, los pañales, las tardes de siesta con ellos encima (aunque eso todavía lo hago, cuando podemos)

Echaré de menos el portear en el fular o en la manduca, y notar su calorcito.

Echaré de menos tantas cosas,…

Hace poco le dijo a mi señor marido que quería tener otro hijo. Y hablamos largo y tendido. Me entró tanta nostalgia y lloré tanto y tanto cuando me di cuenta que ya no podía ser.

Y he pasado unas semanas de duelo, hasta que me he dado cuenta que tienes que valorar lo que tienes, valorar el presente, valorar a tus hijos, que todavía nos necesitan y vivir la vida.

Y entonces, cuando me he dado cuenta de eso, el duelo ha terminado.

Anuncios

14 comentarios en “Reflexiones: cuando sabes que no vas a volver a tener otro hijo”

  1. Buf, tema de reflexión total. Hace poco estuve pensando en ello. Cuando sabes si estas preparada para sentir eso? Y llegué a la misma conclusión que tu nos planteas. Supongo que solamente queda aceptarlo, como en todos los niveles que vamos pasando en la vida. Esa vida que vamos descubriendo nosotr@s mism@s a partir de vivirla. Noe, me gustaria acompañarte en este sentimiento para darte todo mi apoyo. 😮

    Me gusta

  2. Jooo, la verdad es que pensándolo bien yo también estoy triste al pensar en todo eso. Nunca más volveré a dar el pecho, a cambiar pañales, a no dormir… pero la verdad siempre hay que mirar el lado positiv, ahora. Mismo estoy rodeada de embarazadas y madres recientes! 4 en el último mes y las miro con nostalgia, pero también pienso en amigas que ya no pueden tener hijos, que han desistido después de 5 ahorros o que sus embarazos y partos han sido tan malos que no quieren repetir. Hay que mirar lo bueno y dejar la nostalgia como una señal de que lo que nos espera es mejor de lo que dejamos ir, ¿O no te acuerdas con nostalgia de tus años de universidad pero no querrías volver ni loca? Te acompaño en el duelo! 😘😘👏🏻

    Le gusta a 1 persona

  3. Me has tocado el alma, justo ahí… En el punto exacto. Y el momento ya ha pasado, pero a veces me gustaría ser un poquito más joven para tener otro hijo. Nos lo planteamos en su día, pero al final… la vida te absorbe y también te entran más miedos. Y ahí tengo mi espinita, mi duelo… porque me duele pensar, saber que nunca más sentiré lo que sentí. Preciosa reflexión, Noe… y creo que muchas nos sentimos identificadas contigo. Besos, guapa

    Me gusta

  4. Ay a mí me da mucha penita. Aunque todavía puedo disfrutar de bebé con Valeria, pero me gusta tanto estar embarazada! Aunque es verdad que también tengo ganas de que sean un poco más independientes y tener un poquito más de tiempo para mí, no lo voy a negar. Total, que yo creo que hay que disfrutar todas las etapas ¿no?

    Me gusta

  5. Ufffffff, madre mía, yo estoy en duelo entonces todavía. Todo eso que dices es exactamente cómo me siento. Los ya no volveré a… me matan mucho. Y yo ya he tenido tres, y muy buena experiencia pero realmente tengo ese sentimiento de ya nunca más y me embarga la tristeza, y es posible que sea como dices, pasar un duelo, hay personas que lo llevan de una forma y otros de otra. Yo creo que esto a mí me va a durar bastante. Eso sí, llevas mucha razón, disfrutar del momento actual es la clave. Bonito post y bonita reflexión!!!!

    Me gusta

  6. A ver, que vengo yo a romper el romanticismo jajaja. O te han salido muy buenos de bebés o es la sensación de cualquier tiempo pasado fue mejor. Yo entiendo perfectamente qué quieras tener otro hijo pero los primeros años son muy duros. Supongo que en mi caso como no han dormido nada pues tengo esa sensación. Siempre pienso que si mis hijos durmieran mi vida sería maravillosa jejeje.
    Cuando tuve al primero sabía que tendría otro, si era posible, aunque no “quería”. Mi parto y mi postparto fueron atroces. Pero no por eso, que se pasa, no iba a tener otro. Igual que no por estar a punto de palmar por agotamiento con el primero 😂😜😜. Con el segundo me entraron muchas ganas de un tercero tras nacer. Creo que porque parto y postparto fueron maravillosos y también porque el embarazo fue malo y al parir fue un cambio de sentirme mal todo el día todos los días al contrario. Pero ahora, casi un año después, mis ovarios gritan “noooooo, noooooo”. Jajaja. Estoy feliz pero absolutamente AGOTADA. Me quedaré casi seguro con ganas de un tercero pero es que se me hace muy cuesta arriba volver a estar así. Y sé que son solo unos años y que luego mejora pero llevamos ya años así y lo que nos queda…y claro, repetir sería, al final, tiramos 6 o 7 años así. Y no, la posibilidad de que el siguiente durmiera bien no me la planteo jaajja. No me arriesgo. Ahora, si me “dieran” un peque con 2 o 3 años, pues feliz.
    Como dices, hay que disfrutar de cada cosa. De no dormir no se puede, pero de verle salir los dientes, sus primeros balbuceos, cómo cambia de rápido… eso, entre bostezo y bostezo ¡lo estoy gozando!
    Espero que estés más animada con el tema y disfrutes de poder comer sentada jajaja.

    Me gusta

  7. Hola! Vaya! Yo que tengo que echar mano de la ciencia a lo Samanta villar jajjaa imagínate la incertidumbre de si habrá o no hermano/a y tal vez se me quede hija única mi vikinga. Y para eso no estoy aun preparada aún. Bueno, este tema si que se me hace bola. Un beso y a disfrutar del ahora 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s